Bendiciendo nuestra casa y familia

A partir de este domingo 7 de noviembre los invitamos a hacer estas declaraciones proféticas sobre nuestra casa y nuestra familia. Ya se activó sobre mí la revelación, el poder, […]

A partir de este domingo 7 de noviembre los invitamos a hacer estas declaraciones proféticas sobre nuestra casa y nuestra familia.

Ya se activó sobre mí la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento.

Estos días serán sobrenaturales, ya que ocurrirán todo tipo de milagros extraordinarios en mi vida, en mi familia, en mis hermanos;  y toda mi casa será llena de la gloria de Dios.

Por eso en el nombre del Dios Todopoderoso, en Jesucristo mi Salvador y Señor; y por el poder del Espíritu Santo, declaro que fui escogido por Dios desde el vientre de mi madre.

Me levanto para bendecir toda mi casa; bendigo a mis Hijos, a mi esposa/o, a mis padres, a mis hemanos (AQUÍ MENCIÓNELOS POR SU NOMBRE A CADA UNO, BENDÍGALOS SEGÚN LA NECESIDAD DE CADA UNO, según el Espíritu Santo le muestre).

Declaro que mi día es perfecto; mi rendimiento hoy será glorioso; estaré conectado con Dios, y todo lo que emprenda me irá bien; por que: “ CON DIOS TODO VA BIEN”.

Mi vida, mi camino y mi familia están protegidos por el Dios Eterno.

Su bendita palabra me guía, me da nuevas fuerzas.

Las fuerzas del mal y toda agenda maligna en contra de mi vida, familia, amigos, hermanos en la fe;  y toda palabra en contra de mi casa, es inefectiva;  cae y se cancela de inmediato.

Me muevo en la voluntad de Dios; mi camino es seguro;  no iré a ningun lugar incorrecto.

Los Ángeles de Dios me acompañan y defienden. Mi casa, mi familia y mi economía están bajo un manto de protección Divina.

Por la sangre de Jesucristo soy libre de todo pecado. Bendigo todo el territorio que Dios me entregó; Llamo a todos los que están en tiniebals que vengan a la luz de Cristo.(PERSONA,              GOBERNANTES, FAMILIAS, SUEÑOS, PROYECTOS, NEGOCIOS, MINISTERIOS, RELACIONES ROTAS) Todo recibe vida en abundancia por Cristo Jesús.

Estoy rendido a los planes del Señor;  se me abren todo tipo de oportunidades para ministrar salvación y vida a los hombres.

Se me da todo tipo de oportunidades para ser fructífero y próspero, renunciando así a la miseria, a la escaces, a la enfermedad, a los miedos, a las dudas; nada me detendrá.

Hoy es mi día de gloria. Me levanto en fe, avanzo minuto a minuto; mis fuerzas vienen del eterno Dios. El está conmigo como un poderoso gigante; por eso declaro que: “YO Y MI CASA SERVIREMOS AL SEÑOR”.

Todo lo que Dios me promete en su Palabra se cumple. Soy próspero, soy sano, soy libre, soy bendecido y estoy puesto para bendecir a otros;  soy fiel en Diezmos, en Ofrendas, en Pactos, en Siembras, porque así me aseguro las bendiciones de Dios sobre mis finanzas y las de mis generaciones futuras.

No caeré en las trampas del maligno, no caeré en confusión, no caeré en incredulidad, no caeré en depresión; no caeré, porque Jesús está conmigo todos los días hasta el fin del mundo.

Mi tiempo es aquí y es ahora, no dejaré pasar mi oportunidad ya que los próximos siete años serán gloriosos.

Mi tiempo es especial;  fructificaré, me multiplicaré y dominaré.  Estoy listo para gobernar a través de la revelación, el poder, la sabiduría y el discernimiento del Espíritu Santo.

(EL TIEMPO DE LA MANIFESTACIÓN SOBRE MI VIDA Y FAMILIA ES HOY)

Sobre Apóstol Alberto Gallo