Matando a los gigantes

Los que se juntaron con David, estaban afligidos, endeudados, amargados de espíritu. Pero se transformaron en los valientes de David. En sus generales. En quienes lo defendieron. Gigantes, representan, problemas, luchas, […]

David matando a Goliat - Rubens

David matando a Goliat - Rubens

Los que se juntaron con David, estaban afligidos, endeudados, amargados de espíritu. Pero se transformaron en los valientes de David. En sus generales. En quienes lo defendieron.

Gigantes, representan, problemas, luchas, impedimentos.

Digamos juntos a viva voz: LOS GIGANTES NO SON INMORTALES.

 

Comencemos profetizando ahora sobre nuestras vidas.

1 Samuel 26:25

¡Yo emprenderé grandes cosas y tendré éxito en todo! Sin duda ejecutaré  grandes empresas, y será grande mi poder. ¡No hay duda de que lograré todo valientemente y seguramente prevaleceré! ¡No sólo emprenderé cosas grandes, sino que también les daré cumplido fin!

 

Las armas CONVENCIONALES no son necesarias si Dios está con nosotros.

Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano. – 1 Samuel 17:50

  • Los gigantes no son inmortales.
  • No basta con matar un gigante, después de eso, van a aparecer otros mas.
  • Mirá bien a tus gigantes, porque pronto, pronto no los verás mas.

 

Abisai libra a David del gigante

Volvieron los filisteos a hacer la guerra a Israel, y descendió David y sus siervos con él, y pelearon con los filisteos; y David se cansó. E Isbi-benob, uno de los descendientes de los gigantes, cuya lanza pesaba trescientos siclos de bronce, y quien estaba ceñido con una espada nueva, trató de matar a David; mas Abisai hijo de Sarvia llegó en su ayuda, e hirió al filisteo y lo mató. Entonces los hombres de David le juraron, diciendo: Nunca más de aquí en adelante saldrás con nosotros a la batalla, no sea que apagues la lámpara de Israel. – 2 Sa 21:15-17

 

El Espíritu Santo está aquí y ha venido en tu ayuda.

Tranquilo no estás solo, aunque estés cansado y el gigante te quiere aplastar, el Espíritu Santo está para ayudarte.

 

Los hombres de David matan a los gigantes

(1 Cr. 20. 4-8)

Otra segunda guerra hubo después en Gob contra los filisteos; entonces Sibecai husatita mató a Saf, quien era uno de los descendientes de los gigantes. Hubo otra vez guerra en Gob contra los filisteos, en la cual Elhanán, hijo de Jaare-oregim de Belén, mató a Goliat geteo, el asta de cuya lanza era como el rodillo de un telar. Después hubo otra guerra en Gat, donde había un hombre de gran estatura, el cual tenía doce dedos en las manos, y otros doce en los pies, veinticuatro por todos; y también era descendiente de los gigantes. Este desafió a Israel, y lo mató Jonatán, hijo de Simea hermano de David.   Estos cuatro eran descendientes de los gigantes en Gat, los cuales cayeron por mano de David y por mano de sus siervos. – 2 Samuel 21:18-22

 

ESTA GENERACIÓN VA A INSPIRAR Y PREPARAR A LA PRÓXIMA PARA LA CONQUISTA.

 

Los valientes de David

(1 Cr. 11.10-47)

Estos son los nombres de los valientes que tuvo David: Joseb-basebet el tacmonita, principal de los capitanes; éste era Adino el eznita, que mató a ochocientos hombres en una ocasión. 2 Sa 23:8

 

Algunos matarán gigantes, otros tendrán multitudes de victorias.

Después de éste, Eleazar hijo de Dodo, ahohíta, uno de los tres valientes que estaban con David cuando desafiaron a los filisteos que se habían reunido allí para la batalla, y se habían alejado los hombres de Israel. Este se levantó e hirió a los filisteos hasta que su mano se cansó, y quedó pegada su mano a la espada. Aquel día Jehová dio una gran victoria, y se volvió el pueblo en pos de él tan sólo para recoger el botín. 2 Sa 23:9-10

 

Aunque te dejen solo, dios te dará grandes victorias, es dios el que da las victorias y todo el pueblo disfruta la bendición.

Después de éste fue Sama hijo de Age, ararita. Los filisteos se habían reunido en Lehi, donde había un pequeño terreno lleno de lentejas, y el pueblo había huido delante de los filisteos. El entonces se paró en medio de aquel terreno y lo defendió, y mató a los filisteos; y Jehová dio una gran victoria. 2 Sa 23:11-12

 

Hay territorios que conquistar y aunque el pueblo te abandone, dios no te dejará, dios te dará la victoria porque en ese terreno, en ese territorio, que dios te da hay mucha provisión de dios para todos.

 

 

Evaluemos: ¿por qué estoy al lado de alguien?

La importancia de estar al lado de personas, por lo que estas, pueden aportar a nuestra vida y carácter.

  • Podemos estar al lado de personas solo por las migajas que nos pueden dar.
  • Podemos estar al lado de las personas porque nos sentimos protegidos.
  • Podemos estar al lado de ellas, aprender y ser inspirados para llevar una vida de conquistas y victoria.

Yéndose luego David de allí, huyó a la cueva de Adulam; y cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron allí a él. Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres. Y se fue David de allí a Mizpa de Moab, y dijo al rey de Moab: Yo te ruego que mi padre y mi madre estén con vosotros, hasta que sepa lo que Dios hará de mí. - 1 Sa 22:1-3

 

Puede ser que cuando nos acercamos a Cristo, estemos en esta condición y está bien.

Jesús dijo, venga a mi todos los enfermos, los afligidos, los cansados y yo les hare descansar.

Pero no está bien vivir toda la vida en esta condición.

Porque, todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.

Los que se juntaron con David, estaban afligidos, endeudados, amargados de espíritu. Pero se transformaron en los valientes de David. En sus generales. En quienes lo defendieron.

Si estos estuvieron dispuestos a arriesgarlo todo por David. Si estos se inspiraron e imitaron a su rey.Cuanto más nosotros que servimos al Rey de Reyes y Señor de Señores

Nosotros somos los que vamos a llevar el mensaje de nuestro rey y señor Jesucristo a las naciones. Somos nosotros los que vamos a establecer su reino en toda la tierra.

Vamos levántese de su silla ahora. Vamos levántese a conquistar sus miedos. Levántese a conquistar sus gigantes. Levántese a conquistar y gobernar cada área de su vida. Levántese en el nombre de Jesús. ¡Ahora!

A Dios sea toda la gloria

 

Sobre Apóstol Alberto Gallo